Fabricar una mascarilla casera para protegerse del coronavirus

Mascarilla casera para coronavirus

La escasez de mascarillas y guantes de látex en el mercado mundial debido al COV-19 ha hecho que mucha gente empiece a fabricar mascarillas caseras en su hogar.

Las recomendaciones de la OMS al respecto son claras, al salir de casa y llegar a lugares donde haya mucha gente, como supermercados o medios de transporte hay que llevar mascarilla. El problema es que al llegar a la farmacia no quedan existencias y es imposible hacerse con una caja de ellas incluso por internet ya que muchos países las están confiscando.

Ante este dilema que se presenta, como es el de ir a sitios concurridos sin protección, una de las opciones es fabricar una mascarilla casera. Esta no tendrá los marcados CE de seguridad pero si se elabora con cuidado cumplirá el cometido de protegernos de coronavirus. También de proteger a otros si nosotros mismos estamos contagiados.

¿Como fabricar una mascarilla casera?

Para confeccionar una mascarilla en casa que nos de unas mínimas propiedades de protección necesitaremos dos materiales básicos y cierta maña para la costura.

Estos son los materiales:

  • Un paño de tela con un grosor mínimo que no deje transparencia, preferiblemente blanco
  • Una cinta elástica de costura de menos de un centímetro de ancho, mínimo 20 centímetros
  • Hilo y aguja de costura o en su defecto grapadora de papeles
  • cinta métrica

Vamos con la fabricación de la mascarilla

Lo primero es medirnos la cara desde un pómulo, justo debajo de los ojos , hasta el otro pómulo y luego desde la mitad de la nariz mas o menos hasta justo debajo del mentón.

Partes de la cara para hacer mascarilla casera
Partes de la cara para mascarilla

Estas serán las medidas de nuestra mascarilla que debería de ser mas rectangular que cuadrada, pero si no queremos complicarnos puede ser cuadrada. Ahora solo debemos trasladar estas medidas al paño de tela y recortarlo con cuidado. Llegados ha este punto si al recortar el paño, éste se deshilacha, deberemos recortarlo con 2 centímetros de mas por cada lado para luego coserlo haciendo dobleces en cada lateral.

Una vez tengamos listo el paño llega la hora de colocar los amarres en la mascarilla. Las sujeciones que van por detrás de las orejas son mas fáciles de colocar y tienen menos presión elástica. Eso hace que sean mas duraderas y no se rompan fácilmente.

Curso de idiomas oficiales, ingles, frances, aleman, chino, japones, cursos de idiomas completos, descarga curso idiomas

Colocar las sujeciones elásticas

Para colocar las cintas elásticas primero vamos a coser uno de los cabos de cada lateral en la mascarilla, para ello tenemos que medir el ancho de la mascarilla y dividirla en 4 partes. En la segunda y tercera parte de las divisiones es donde debemos coser las tiras elásticas. Hacemos esto en los dos lados de la mascarilla casera pero solo cosemos una de las tiras para poder medir correctamente la longitud exacta de las tiras antes de engancharla al otro lado.

Luego de coser uno de los cabos de cada lado la colocamos en la cara y pasamos los dos cabos por detrás de las orejas, tiramos y apretamos hacia el otro extremo de la mascarilla. Esto podemos hacerlo mirándonos en un espejo, marcando las zonas donde debemos de coser las tiras. Las recortamos y cosemos con cuidado con varias puntadas fuertes para que no se suelte.

Otra manera de enganchar las tiras elásticas a la mascarilla sin tener que coserlas es usar una grapadora de papel. Con ellas pondremos dos grapas en cada tira para sujetarlas con firmeza, aunque sera mas difícil lavarlas con agua porque se oxidarán y se soltarán.

Con esto ya tendremos lista nuestra mascarilla casera.

Mascarilla casera para coronavirus

Ventajas de las mascarillas caseras

Las mascarillas hechas en casa tienen algunas ventajas con respecto a las compradas de papel. La primera y mas obvia es que son baratas. Ademas podemos lavarlas una y otra vez para poder reutilizarlas sin problema.

Estas mascarillas también nos pueden servir para hacer trabajos de lijado de madera u otros trabajos donde se requiera una mascarilla de nivel polvo.

Es importante tener claro que estas mascarillas no deben usarse si trabajamos en hospitales, urgencias o emergencias, su protección, si están bien hechas, es alta. Aunque en los casos anteriormente nombrados un contagio por culpa de una mascarilla no oficial puede acarrear problemas jurídicos y penales.

Así que ya sabes como hacer una mascarilla casera para protegerte del coronavirus si no puedes conseguir una de las hechas en China, uno de los grandes proveedores de este producto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *