Lijar para luego esmaltar o lacar techos y paredes de madera

esmaltar o lacar madera

Las casas antiguas de zonas rurales sobre todo antiguamente tenían las divisiones de las habitaciones y los techos de madera. La madera solía ser de pino por ser barato y resistente al paso del tiempo pero su gran defecto es que su color natural no es tan bonito como otras maderas.

En muchos casos se esmaltaban en color blanco para darle un acabado mas lustroso, ademas de proteger la madera durante muchos más años que un tratamiento protector que deje la madera al natural.

La madera ya esmaltada debe ser lijada a conciencia para eliminar polvo, grasa e imperfecciones para favorecer el agarre de la pintura nueva. Los agujeros y grietas también tienen que taparse con pasta y masillas pintables.

Preparando la madera para lacar

Es importante cubrir todas las superficies y zonas que no vallan a ser pintadas para no mancharlas, especialmente si vamos a pintar con pistola de turbina o compresor. La vaporización de estas maquinas dejara una película muy fina pero imposible de limpiar en la mayoría de zonas.

Las paredes de ladrillo o pladur anexas a las de madera, si no las vamos a pintar después con pintura de pared, también deberemos de cubrirlas con plásticos y cintas convenientemente. Aunque recomiendo pintarlas también al acabar con los trabajos de lacado ya que la madera se vera muy blanca y nueva mientras que las paredes se verán con una pintura mas antigua.

El lijado puede ser mecanizado si la madera es lisa pero deberá complementarse con lija manual en las zonas donde la maquina no llegue. Como surcos, esquinas y zonas poco accesibles que también son las mas sucias.

Si no disponemos de lijadoras eléctricas podemos hacerlo todo manual con tacos de lija y muchas ganas de trabajar porque es un trabajo duro. Sobre todo en techos muy altos y grandes zonas de madera.

Curso de idiomas oficiales, ingles, frances, aleman, chino, japones, cursos de idiomas completos, descarga curso idiomas

Agujeros, imperfecciones y grietas

Los agujeros tenemos que taparlos convenientemente con una pasta especial para madera, preferiblemente debe de ser una pasta que no merme demasiado para no tener que pastear varias veces. El acabado del pasteado tiene que quedar muy fino para que no se note después de pintar, si no somos capaces de dejarlo fino tendremos que lijar esas zonas otra vez.

Las grietas en zonas de esquina o surcos podemos taparlos con pasta en tubo y una pistola de silicona para una fácil aplicación. Pasamos el dedo para alisar la zona una vez tengamos toda la grieta sellada.

Asegurate de que las pastas que uses sean pintables y de una calidad media alta, ya que una pasta barata podría dar problemas de amarilleamiento en el futuro.

Conclusiones

Mas importante que esmaltar o pintar madera son los pasos anteriores, es decir, si no hacemos bien el lijado o el sellado de imperfecciones una vez pintado se verán muchísimo mas.

Cubrir todo a la perfección aun que te lleve mas tiempo que pintar es importantisimo ya que si no lo haces bien te arrepentirás al final. Vas a perder mucho tiempo limpiando los posibles estropicios que nunca quedaran bien del todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.